miércoles, 31 de octubre de 2007

La canción del baile

Este es un fragmento de "Así hablo Zaratustra", cada vez que lo leo descubro algo nuevo. Es que Nietzsche tiene eso...

En tus ojos he mirado hace un momento, ¡oh vida! Y en lo insondable me pareció hundirme.
Pero tú me sacaste fuera con un anzuel
o de oro; burlonamente te reíste cuando te llamé insondable.
«Ése es el lenguaje de todos los peces, dijiste; lo que ellos no pueden sondar, es insondable.

Pero yo soy tan sólo mudable, y salvaje, y una mujer en todo, y no
virtuosa:
Aunque para vosotros los varones me llame ‘la profunda’, o ‘la fiel’, ‘la eterna’, ‘la llena
de misterio’.
Vosotros los varones, sin embargo, me otorgáis
siempre como regalo vuestras propias virtudes - ¡ay, vosotros virtuosos!»
Así reía la increíble; mas yo nunca la creo, ni a ella ni a su risa, cuando habla mal de sí
misma.
Y cuando hablé a solas con mi sabiduría salvaje, me dijo encolerizada: «Tú quieres, tú
deseas, tú amas, ¡sólo por eso alabas tú la vida!»
A punto estuve de contestarle mal y de decirle la verdad a la encolerizada; y no se puede
contestar peor que «diciendo la verdad» a nuestra propia sabiduría.
Así están, en efecto, las cosas entre nosotr
os tres. A fondo yo no amo más que a la vida - ¡y, en verdad, sobre todo cuando la odio!
Y el que yo sea bueno con la sabiduría, y a menudo demasiado bueno: ¡esto se debe a que ella me recuerda totalmente a la vida!
Tiene los ojos de ella, su risa, e incluso su áurea
caña de pescar: ¿qué puedo yo hacer si las dos se asemejan tanto?
Y una vez, cuando la vida me preguntó: ¿Quién es, pues, ésa, la sabiduría? - yo me apresuré a responder: «¡Ah sí!, ¡la sabiduría!
Tenemos sed de ella y no nos saciamos, la miramos a través de velos, la intentamos
apresar con redes.
¿Es hermosa? ¡Qué se yo! Pero hasta las carpas más viejas continúan picando en. su cebo. Mudable y ter
ca es; a menudo la he visto morderse los labios y peinarse a contrapelo. Acaso es malvada y falsa, y una mujer en todo; pero cabalmente cuando habla mal de sí es cuando más seduce.»
Cuando dije esto a la vida ella rió malignamente y cerró los ojos. «¿De quién estás
hablando?, dijo, ¿sin duda de mí?
Y aunque tuvieras razón, - ¡decirme eso así a la cara! Pero ahora habla también de tu
sabiduría.»
¡Ay, y entonces volviste a abrir tus ojos, oh vida amada! Y en lo insondable me pareció
hundirme allí de nuevo. -


9 comentarios:

c@rito dijo...

EXCELENTE!!! Hace rato que le tengo ganas a este libro :-) Ahora habiendo leído esto NI LO DUDO, lo quiero YA!
Gracias por compartirlo ;-)

Mr. Pergio dijo...

Bien me parece bárbaro, este libro es un viaje por la vida, un recorrido por la mente misma de Nietzsche, y que por supuesto no tiene fin, porque por donde llegaste es por donde ya habias estado antes... pero sin embargo te encuentra en una situacion distinta...
En fin, date el gustazo y el tiempo de leerlo, una y otra vez...

Roquentin dijo...

muy buena entrada

sin palabras,

sigo el recorrido...

Mr. Pergio dijo...

Siga Roquentin nomás, que en una de esas nos volvemos a cruzar...

JLO dijo...

yo tmb tengo q leerlo...

siempre me hace acordar a 2001 x la musica...

q onda con eso del nazismo q rodea a este libro?...


salu2!!!!

Mr. Pergio dijo...

Leelo JLO.
2001 es un diálogo constante con Nietzsche!!! (creo que lo había comentado en el post de Kubrick).

Y con respecto al nazismo... la gente ha tergiversado tanto el pensamiento de Nietzsche... que encima es medio complicado. Pero te digo, se lo ha identificado tanto con el nazismo como con la izquierda...
Asique te aconsejo que a eso no le des bola, si te interesa leelo, interpretalo y volvelo a leer y a interpretarlo una y otra vez...

Iván Moreno Roldán dijo...

Excelente extracto de Saratustra. con tu permiso, lo tomo prestado. me gustaría compartirlo también.

pásate por mi blog, un intento de compartir filosofía, ciencia, arte y cosillas así.

saludos.

Iván Moreno Roldán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Iván Moreno Roldán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.