miércoles, 31 de diciembre de 2008

FELIZ AÑO NUEVO!

A todos aquellos que me lean les deseo un gran comienzo de año y, por supuesto, que cierren este 2008 de la mejor manera, al lado de sus seres queridos y sin excederse con el alcohol.

Por mi parte, le digo adios a este año que, a pesar de algun que otro disgusto, en lo personal fué un año de grandes logros. Todo lo que no pude alcanzar me lo propongo como objetivo para el 2009.

Un saludo a todos, les dejo este simpático videillo que encontré en Youtube (yo y mi manía de subir videos de Youtube...)



lunes, 29 de diciembre de 2008

Los mejores discos del 2008


Ahora sí, la lista que me faltaba, la de los discos. Hay de todo, como siempre el orden en que presento los discos no sigue un orden específico, salvo el primero que es mi predilecto. La sensación que me deja el 2008 es que no fue tan efectivo musicalmente hablando como el año anterior, pero aún así hay algunos discos que merecen
destacarse y mi propuesta, como siempre, es compartir. De paso aprovecho para invitarlos a que chusmeen también la lista del 2007, a la cual le agregué una modificación pequeña pero muy importante.

VIVA LA VIDA OR DEATH AND ALL HIS FRIENDS
COLDPLAY

Ya le he dedicado un post a este álbum (ver acá). Sólo quería agregar que tras escuchar varios discos bien diferentes este año, Viva la Vida sigue siendo mi preferido. Todavía me cuesta comprender a la gente "anti-Coldplay", no sé si es un rechazo que despierta la figura de Chris Martin, o el hecho de que sean una banda mainstream, o algún otro motivo, no lo sé. En este blog de hecho se privilegia más lo alternativo que lo mainstream, lo que creo que aún vuelve más significativa mi elección de este álbum como el mejor (o el que más me gustó, que a mis fines es lo mismo) del 2008. En aquel post ya me había expresado claramente respecto a la agradable sorpresa que me provocó el giro de Coldplay, sigo sosteniéndolo. De hecho hay muchas bandas que "evolucionan" pero no terminan por convencer. Lo de Coldplay fue ampliamente positivo, a tal punto de que, habiendo tantos grandes regresos este año que no supusieron nada fascinante, Viva La Vida va a ser una de las principales postales de este año musical.


ORACULAR SPECTACULAR

MGMT

¿Qué pasa cuando un disco te puede llevar de viaje por la psicodelia de los 60, el glam de los 70 y el electropop de los 80? Indudablemente, muestra sus credenciales para ser considerado uno de los mejores discos del año. The Management, o simplemente MGMT, son dos muchachos (Andrew VanWyngarden y Ben Goldwasser) que debutan en formato disco a principios de este año, pero que ya venían cosechando seguidores desde el año pasado gracias a las bondades de Internet. Mucha psicodelia y mucho electro, canciones bailables y baladas, uso de falsetes y voces tipo Bee Gees, y la voz de Andrew en algunos temas recuerdan al mismísimo Mick Jagger en sus épocas de juventud. Muchos elementos para un solo álbum, pero sin caer en ningún exceso ni en un eclecticismo mediocre. Si bien se puede apreciar todo un abanico de influencias, hay que reconocer que los muchachos han hecho elaboración propia. Su ingrediente principal es la simple diversión, nadie la puede pasar mal con este disco.

Temas destacados hay muchos. Time to pretend es un auténtico himno, donde los MGMT enumeran todos los excesos que hacen a la vida de un rockstar y que según ellos estan dispuestos a conseguir (la letra es imperdible); además de ser una canción ideal como carta de presentación de un disco revelación, gracias a ese beat archipegajoso que no te podés sacar de la cabeza. Otro bombazo indiscutido es Kids, lo más electro y bailable del álbum, ideal para las pistas de baile. Casi nos ponemos onda disco al escuchar Electric Feel, donde las voces suenan a los Bee Gees pero sin ser los Scissor Sisters. A la hora de bajar bien la intensidad, me quedo con The Youth, toda una declaración de principios y con un estribillo que invita a ser coreado. Pieces Of What es una gran balada que pareciera estar cantada por un Jagger o un Bowie durante los 70’s.

Qué más decir, un gran debut para una banda que promete…


MONSTER
OOMPH!

Los alemanes ya tienen una larga trayectoria, Monster es su décimo disco de estudio y refleja perfectamente la etapa más comercial de una banda que estuvo fácilmente una década peleándola desde abajo. Y suele pasar que cuando una banda se comercializa, sus fans de los primeros días se vuelven en contra, quizá porque su orgullo no les permite dejar de ser aquellos únicos privilegiados. El asunto es que Oomph hace tiempo que demuestra que por más que sus canciones sean mas accesibles y hiteras no ha perdido para nada su calidad. Y Monster viene a consolidarlos como una de las mejores bandas alemanas de la actualidad. Desde que abre el fuego con Beim Ersten Mal Tuts Immer Weh (la canción del video polémico-erótico-censurado) la banda suena fuerte, prolija y accesible, demostrando (por si hacía falta) que son imprescindibles a la hora de hablar de metal industrial. Otros temas muy gancheros hacen de Monster un disco absolutamente disfrutable y de Oomph una banda de la que te podés enamorar fácilmente a pesar de la barrera del lenguaje, basta escuchar el hit Labyrinth, el más electro Revolution (con un aire a Nine Ich Nails, y que nos retrotrae a sus primeros trabajos) o el cierre espectacular que hacen con Brich Aus, una canción que no se detiene, de esas que te gustaría que no termine y donde Dero deja todo. Wer Schoen Sein Hill Muss Leid es probablemente mi canción favorita del disco, donde se suman arreglos de piano a la fuerza instrumental. Pero también hay espacio para las baladas, baladas al estilo Oomph por supuesto, donde el ritmo es más pausado pero no menos intenso, y donde la voz de Dero pasa a un primerísimo plano; buenos ejemplos de ello son 6 Fuss Tiefer, Auf Kurs y Lass Mich Raus, ésta última con un vibrante segmento final.

En síntesis, Monster es un album redondito, ampliamente disfrutable e igualmente accesible, con varios temas que quedan resonando en tu cabeza.


NOUNS

NO AGE


Noise en su máxima expresión. Ruido, distorsión, feedback. Esa es la esencia de un álbum que si bien no puede calificarse de original o innovador, pues parece un hijo perdido de la familia lo-fi e indie noise que a finales de los 80 y principios de los 90 sumergían en creatividad al rock alternativo mientras el grunge daba la cara, puede considerarse como un soplo de aire fresco en esta época donde todo parece estar tan cuidado, prolijo y sobreproducido. Nouns es una propuesta salvaje, desenfrenada, desestructurada o bien estructurada desde el caos. Hay punk fluyendo por las venas de estos californianos, hecho que se plasma no sólo en su iniciativa rebelde sino también en la brevedad y el ritmo de las canciones. Así hay temas como Sleeper Hold (mi favorito), Here Should Be My Home (riff simple y pegadizo), Ripped Knees o el magistral cierre de Brain Burner, que van directamente al choque. Otros temas bajan en intensidad, cobrando las densas capas de ruido un papel protagónico, y en ocasiones les dan un tinte más shoegaze: esos breves pasajes instrumentales que son Keechie e Impossible Bouquet o la hermosa Things I Did When I Was Dead sirvan de ejemplo. A un nivel intermedio entre esos dos niveles de intensidad podríamos situar al trío inicial de Miner, Eraser (corte de difusión), y Teen Creeps, piezas noise de gran valor. Es obvio que detrás de tanto ruido hay no sólo punk, sino también pop, sólo que el hecho de no tener estribillos definidos y recordables nos confunde a veces; pero, hay que decirlo, detrás de cada disco noise siempre hubo algo de pop, aunque sea sólo una pequeña dosis, y Nouns es todo un disco noise, acá, en pleno siglo XXI. Bien por ello.


LOYALTY TO LOYALTY

COLD WAR KIDS


Los chicos de la guerra fría nos entregan un segundo disco de tan buena calidad como su debut Robbers And Cowards. La fórmula no se ha visto alterada significativamente, el grupo tiene un sello bastante propio caracterizado por su indie rock-blues de guitarras rasgadas y piano estelar, y por supuesto la aguda e inconfudible voz de su cantante Nathan. Sí se puede decir que este álbum baja un cambio respecto de su predecesor. Acá se aprecian más baladas y temas ambientales, casi silenciosos. A esto nos introduce Against Privacy, que paradójicamente a su título señala que este va ser un álbum más íntimo, privado. Otros temas en la línea de Against Privacy son el blusero Golden Gate Jumpers, Avalanche In B y Every Man I Fall For, estos últimos con clara influencia de Radiohead. Pero a mi parecer, lo mejor del disco está cuando la banda decide subir un poquito más la intensidad y el ritmo. Every Valley Is Not a Lake va creciendo rapidamente y es uno de los temas clave. Relief y Mexican Dogs son dos temas irresistibles, el segundo es un poco más guitarrero que la media del disco. Pero el tema que impulsa fuerte el disco es sin duda Something Is Not Right With Me (quién no se ha dicho esto alguna vez?), primer corte de difusión y que contrasta en intensidad con el resto del disco. Dreams Old Men Dream es otra joyita, empieza con un clima tenso y luego tiene un estribillo bien a lo Cold War Kids. Y es que estos yanquis ya han definido un estilo propio, algo que a muchas bandas nuevas les está costando.

OFF WITH THEIR HEADS
KAISER CHIEFS

El tercer disco de estos ingleses ha recibido tanto críticas favorables como desfavorables. Todos coinciden en que no aporta mucha novedad; que se vea esto como un hecho malogrado o no es lo que divide aguas. Desde mi parte, yo saludo sonriente a Off With Their Heads por condensar influencias británicas notables y mantener firme la gran dosis de energía característica de los Kaiser Chiefs. A mí siempre me pareció que el sonido de esta banda (esto es una opinión muy particular) era algo así como meter a The Clash y Duran Duran en una licuadora (!). Lo cierto es que las canciones son herederas de décadas anteriores que se remontan hasta los 60. Pero, al igual que en el caso de los MGMT, no se trata de una mera repetición de lo ya hecho, sino de una elaboración propia y actualizada. La potencia de Kaiser Chiefs se puede apreciar en canciones de ritmo agitado y aires de punk y post punk inglés como la promocional Never Miss A Beat, Can't Say What I Mean, y una de mis favoritas: Half The Truth, donde Ricky Wilson se parece más a Joe Strummer y que incluye una parte rapeada. En canciones como You Want a Hitory y la irresistible Good Days, Bad Days apreciamos su vertiente mas new wave, con un guiño hacia Talking Heads. El órgano en Tomato In The Rain nos hace recordar los 60, y este tema junto con Remember You're A Girl son de una clara influencia beatleana. La inaugural Spanish Metal es una bonita pieza de un rock mas hard, lo que puede engañar un poco por ser algo diferente al resto de las canciones. Comentario aparte merece la tan mencionada (o promocionada) participación de Lilly Allen en los coros de dos canciones: Never Miss A Beat y Always Happen Like That. La verdad que esa participación especial no suma ni resta, los temas podrían funcionar perfectamente sin ese registro tan bajo y apenas distinguible de Lilly Allen (si alguien no te dice que ella hace coros ni te das cuenta). El resultado de Off With Their Heads es bastante agradable, siempre que uno no ande con pretensiones de pedirle una total innovación musical a una banda que parece no corresponderle. Por mi parte, no ando con grandes pretensiones últimamente y este álbum parece que se va a quedar en mi mp3 por bastante tiempo.

KONK
THE KOOKS



Otra vez estamos ante el dilema de si la falta de innovación es buena o mala. Y otra vez me inclino por considerar que un disco puede llegar a ser notable sin que sorprenda con un sonido nuevo. No es que me oponga a la creatividad y a la invención, nada más alejado que eso, sino que a veces es bueno volver a las bases. Los Kooks se caracterizan por eso, Konk es puro retro rock garagero empapado de tradición británica, desde los Kinks hasta Oasis, pasando por gente como Elvis Costello. Está plagado de canciones bien guitarreras, estribillos pegadizos que invitan a ser coreados. Konk se me hace un disco ideal para poner un sábado a la noche en la reunión de amigos previa a una salida, con una cervecita en la mano. Canciones intensas, melodías fugaces y guitarreos amigables hacen de Konk un disco bastante accesible y de canciones como Always Where I need To Be, See The Sun o Down To The Market pasajes totalmente disfrutables y memorables. El riff seductor de Do You Wanna todavía resuena en mi cabeza. Baladas no faltan, y en este rubro Sway se erige como mi favorita, una cancion que va ganando energía a medida que transcurren los segundos. Las demás canciones no están de relleno, son igualmente encantadoras, destacándose por ejemplo el uso de la electroacústica en Mr. Maker y las armonías vocales en todas ellas. En la historia del rock se puede advertir que se ha hecho mucho en muy poco tiempo. Tal vez sea sintomático que esta década se haya caracterizado por ofrecer una oleada de revivals de todo tipo. Es un movimiento dialéctico, en cuanto algunos artistas aparecen presentando algo complejo y extremadamente novedoso le sigue la intención, por parte de otros artistas, de recuperar la esencia del rock mas primitivo. Los Kooks juegan este segundo papel, tan necesario como el primero para el devenir del rock.

WITH ARROWS, WITH POISE
THE MYRIAD

Estos muchachos provienen de Seattle, de más está decir uno de los puntos claves en el mapa del rock alternativo norteamericano, al menos durante los 90. Pero tienen más que ver con el indie rock más actual que con el grunge en su época dorada. With arrows, with poise es una muestra de rock alternativo bien elaborado, destacado por la limpieza y claridad de cada instrumento (incluido el sintetizador), aunque pueda haber algo de distorsión como en The Accident. Han sido etiquetados como emo y como christian rock, lo cual me parece que es tergiversar el estilo de la banda. Suenan como a siglo XXI pero beben influencias del rock alternativo de segunda mitad de los 90: los Smashing Pumpkins son uno de los referentes más claros en todo el disco, y algunos temas nos acercan al Radiohead de Kid A, como Polar Bears and Shark Fins, Stuck in a Glass Elevator o Throwing Punches. A Clean Shot es con toda seguridad su tema más difundido y promocionado, incluido en el videojuego Rock Band y con un video emitido ampliamente por MTV. Y es que es un tema bien escogido, porque esa danzante melodía de bajo y ese estribillo fácil de seguir hacen que sea el hit del disco. Pero por supuesto que la oferta de los Myriad no se agota allí, aún hay otros temas de notable calidad como el inaugural You Waste Time Like a Grandfather Clock, Get On The Plane o el exótico The Holiest of Thieves. El único accidente del disco está para mí en, justamente, The Accident, que arranca bien rockera y promete mucho, pero su estribillo no me convence porque Jeremy Edwardson canta muy a lo Good Charlotte, tal vez de ahí hallan partido las calificaciones de Emo a una banda supera con creces esa etiqueta. Salvo ese detalle, el disco es altamente recomendable, y supone un aire de frescura dentro de tanto retroceso a las primeras décadas del rock.

SIGNALS, CALLS AND MARCHES
MISSION OF BURMA

Me permito hacer un poco de trampa e incluir este álbum que originalmente fue un EP editado en 1981, el cual devino casi un álbum con su reedición este año, 2008. Aquel EP constaba de 6 canciones, y fué un capítulo clave en la historia del nacimiento del rock alternativo, remontándonos a la escena post-punk estadounidense, en este caso particular Boston. Hoy, transcurridos casi 29 años desde entonces, y con 4 (importantísimas) canciones más, puedo disfrutar de Signals, calls And Marches y decir que se encuentra en el panteón de mis discos sagrados. Esta reedición arranca con el single Academy Fight Song, un verdadero himno punk, un manifiesto de la crítica esencial que el punk plantea (y que mucho tiene que ver con "La cuarta Herida") y, en consecuencia, uno de mis temas preferidos de Mission Of Burma (tal vez mi favorito). Max Ernst, tema que homenajea al famoso pintor dadaista/surrealista, era cara B de aquel single, y es todo un preludio de lo que haría Sonic Youth poco tiempo después. Creo que este tema junto a Outlaw son los que más acercan a esta banda a la escena No-Wave neoyorquina. Y es por temas como este o This Is Not A Photograph, ese punk rebelde que alude claramente a Renne Magritte, que se los suele etiquetar como una banda art-punk. Todas, absolutamente todas las canciones que está incluidas en Signals, Calls And Marches me parecen grandes. Me pasa como con los Wipers: tan grandes y tan ignorados. Fame And Fortune es una canción que puedo escuchar 100 veces seguidas sin cansarme; representa uno de los momentos más melódicos de la banda, junto a la gran pieza instrumental que cierra el disco, All World Cowboy Romance. Y ambos temas (otra vez) se anticipan a los grandiosos Sonic Youth. No quiero seguir extendiéndome hasta hacer un review completa, pero es mi deber mencionar otro himno punk que aparece en este EP/álbum, hablo de That's When I Reach For my Revolver, estribillo épico y letra que habla sobre las frustraciones que representa el aparecer de la adultez son las carácterísticas principales de la canción más popular de Mission Of Burma, una banda clave en el rock alternativo y que se merece un reconocimiento mucho mayor.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

He lost control


Vi Control, la peli sobre la vida de Ian Curtis, alma y líder de la mítica banda Joy Division, (por si algun despistado aún no lo sabe). Tarde, pero mejor que no haberla visto.
Me encantó, todo: que sea en blanco y negro, porque te acerca más a esa época de finales de los 70 y porque en la vida de Ian Curtis no había cabida para los colores; también me encantó la actuación de Sam Riley, actor del que no tengo ninguna referencia (debe ser su primer protagónico) pero que se puso en la piel de Ian de manera magistral, a tal punto de que en el film seguís a Ian y no a un actor que hace de Ian. Que tras algunas escenas vayan intercalando los temas mas significativos de Joy Division me pareció genial, pues una situación que transcurría servía como preámbulo perfecto para apreciar la letra de alguna canción.

Pero hasta aquí no mencioné al responsable principal de que Control de tan buen resultado: el ahora director de cine Anton Corbijn. Este tipo tiene una larga y destacable trayectoria como fotógrafo y director de videoclips. Si bien odia que lo califiquen como "el fotógrafo del rock", lo cierto es que ha hecho destacadas producciones, en su mayoría en blanco y negro, con varios artistas y agrupaciones de renombre en el mundo del rock. Y entre los videos más importantes que ha realizado figuran los tan recordados Enjoy the Silence de Depeche Mode y Heart-Shaped Box de Nirvana, entre muchos otros. la verdad que daría para hacer un post aparte sobre la obra de este holandés, pero lo que considero fundamental en relación a la película es que a Corbijn lo impulsó su corazón a la hora de encarar el reto de retratar la vida de Ian Curtis. Joy Division entró en su vida a través de Unknown Pleasures, y a poco tiempo de la salidad de aquél album tuvo la oportunidad de fotografiarlos. También dirigió en 1988 el video de Atmosphere. Y ahora, tanto tiempo después, renace su vínculo con la mítica banda, vínculo tan valorado que Corbijn diría "Joy Division me hizo mudarme desde Holanda y ser quien soy". Más allá de todos sus conocimientos, es este involucramiento afectivo el que me parece que hace de Control una gran película; y más allá de que el guión esté basado en un libro escrito por la esposa de Curtis, nos da una mirada bastante verosímil sobre la vida problemática y depresiva del mito (y ahora no hablo de Joy Division sino de Ian).

“Era un tipo agradable y a la vez un bastardo en el amor. Una bonita paradoja. Al rodar, intenté ser lo más neutral posible, con sus chicas y con él. Quería incidir en que era un maníaco del control, probablemente por la vergüenza que le daban sus ataques epilépticos, que lo dejaban desguarnecido. Muestro lo anodino de su vida: pasaba mucho rato en su habitación, trabajaba en una oficina de búsqueda de empleo. Rodé en la misma casa en que vivió Ian y en la calle por la que iba a trabajar. Tuvimos que reconstruir todos los interiores en el estudio porque su hogar era muy pequeño, oscuro. Es increíble que alguien pudiera vivir allí”



Otro punto interesante de Control es que, como sugiere Corbijn, al mostrar la cotidianeidad de Ian Curtis, algo del mito es dejado de lado, bastante diría. Y esto de desmitificar el mito para hacerlo querer aún más es un gran logro de Control, es algo que yo valoro de un film sobre la vida de un artista. Es por eso que a mí Last Days de Gus Van Sant no me gustó (más allá de que no se presente como una biopic sobre Kurt)

Hay varias escenas grandiosas, pero la que transcurre a la salida del show de los Sex Pistols es imperdible. Ian y su novia van a un recital de una banda desconocida pero según Ian "dicen que la actuación de esta banda es bien potente"; allí se encuentran con unos conocidos de Ian que tienen una banda que al parecer no marcha muy bien. "No sería así si encontráramos un cantante que cante" le dicen a Ian. Luego del show y bajo un cartel luminoso donde se lee SEX PISTOLS, Ian les dice a los muchachos "Asique están buscando un cantante?"... una joyita... (ver del minuto 4:36 al 4: 48 del video)


sábado, 13 de diciembre de 2008

El mejor tema del 2008

Una vez más estoy haciendo mi listita de fin de año, no de navidad sino de música. Lo bueno de las listas musicales como las que suelen hacer las revistas musicales cada año es que te abren la puerta para conocer un puñado de artistas que por ahi no tenías en cuenta, y que tras darles una escuchada te sorprenden e incluso pueden instalarse como favoritos en tu musicoteca. Más allá de los palos que le den a esas listas, en todas ellas siempre hay algo interesante por descubrir. Y en el caso de las dos que suelo hacer yo, la de canciones y la de discos,resumo las cosas que fuí descubriendo y escuchando durante el año y se las ofrezco para que presten atención en artistas la más de las veces poco conocido o bien conocidos pero escuchados con muchos preconceptos. Pero en el caso de la lista que hoy nos ocupa, la de temas, también apunto a recibir algo, porque pongo a votación la elección del "tema del año", no sé si para afirmar que haya sido el mejor o el más hitero, pero sí para tener una especie de souvenir de este año que se está acabando.
De los once temas (hubiera preferido que sean diez pero seguro me iba a arrepentir) hay algunos que son de aritstas que no suelo escuchar, como los Tings Tings o M.I.A., otros que son de discos del año pasado, es el caso de Radiohead, otra vez M.I.A., y Against Me!; por lo que, adelanto, no va a haber tanta coincidencia entre la lista de temas y la lista de discos como el año pasado. En el caso de Against Me!, decidí no quedarme con su tema más hitero, Stop, sino con uno a mi parecer más sencillo y representativo y cuyo video recuerda mucho al gran Bastards of Young de The Replacements.
Bueno, basta de preámbulos, los candidatos son...

Against Me! - New Wave



Coldplay - Violet Hill



Kings of Leon - Sex On Fire



M.I.A. - Paper Planes



MGMT - Time to Pretend



Oomph - Labyrinth



Radiohead - Jigsaw Falling Into Place



The Kooks - Always Where I Need To Be



The Offspring - Hammerhead



Tings Tings - Great DJ



Vampire Weekend - A-Punk

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Aquí me pongo a postear...

Ahora sí, va en serio. Ayer rendí el último examen del año, por lo que hay un lugarcito libre en mi mente que puedo utilizar para volver a postear...

Información basura: el problema de los medios

>

Vuelvo al ruedo con mucha bronca. Bronca porque la información que circula en la vida cotidiana de los argentinos está cada vez más contaminada de falsedad, amarillismo, sensacionalismo e ideología tergiversadora de la realidad. Ya una vez había despotricado contra los noticieros televisivos partiendo de un informe de América Noticias (link); sucede también esta vez que ese noticiero tan poco serio me proporciona el punto de partida para la crítica. Es que América Noticias es un caso paradigmático de lo que sucede con los medios de comunicación argentinos, lanzando informes tendenciosos con datos inventados o tergiversados, o incluso creando información con su postura ideológica, que por supuesto desfila implícita tras un juego de imágenes y sonidos “de alto impacto”.

El informe que vi de casualidad (por supuesto que no consumo esa basura) se llamaba algo asi como “los pibes viscera”, y básicamente creaba un fenómeno basado en un accesorio de vestimenta como es una gorra como indicador o símbolo de la delincuencia. Tal vez “creaba” no sea la palabra precisa, porque de alguna forma es una reelaboración de significaciones e ideas que circulan en el imaginario popular, sobretodo de clases medias y altas, presentada en forma de investigación periodística. Por supuesto que la edición del informe tenía todos los truquitos: música incidental, relatos cuasi-apocalípticos, escenas borrosas mientras encima de la cámara había colocada una gorra, simulando estar en el plano de uno de esos pibes viscera. Sí, una berretada, algo indignante. Mi reacción fue llevarme las manos a la cabeza y sacarme la viscera. No, mentira. Me llevé las manos a la cabeza porque enseguida me puse a pensar en lo peligroso que resulta que la gente consuma esas cosas. Creo que ya muchos sabemos que los medios de comunicación, y muy especialmente la televisión, ejercen una papel fundamental en la formación de representaciones sociales y la constitución de subjetividades. En este caso, informes como estos no hacen sino reforzar y sostener estereotipos como los del pibe chorro clásico. La imagen de un chorro en Argentina es mas o menos la de un pendejo de piel oscura con una vestimenta particular (la mentada viscera, una camperita o un buzo canguro y un joggin) y con una jerga también particular. Dos preguntas: ¿todo el que se cumple con esas características es delincuente?, ¿para ser delincuente hay que cumplir con esas características? A ver, hemos visto muchos delincuentes que efectivamente las cumplen, pero es totalmente inválido generalizar, porque estaríamos suponiendo que efectivamente todos los que se visten así son chorros, algo que de verdad no es así, es insostenible científicamente. Por otra parte, mucha gente que roba en este país se viste de traje, y estoy seguro de que ocasionan más muertes que los pibes chorros.

Yo sé que alguno que esté leyendo puede disentir con mi opinión. De hecho, la mayoría de las personas que conozco piensan que la delincuencia se manifiesta en esas formas que América Noticias, Telenueve o cualquier otro muestra. Me gustaría que si esa disidencia existe, que se plasme en los comentarios y con argumentos. Por mi parte aclaro, por si fuera necesario, que este post no es una defensa de la delincuencia proveniente de la clase baja, nada más lejos que eso, sino que se trata de una crítica a la información contaminada que los medios ofrecen a la población y que no hace más que consolidar prejuicios que no resistirían a la mínima evaluación científica.

domingo, 24 de agosto de 2008

Primer añito

Hace aproximadamente un año decidí crearme un blog propio. El 24 de agosto de 2007 fue el día en que se concretó una idea que ya venía entreviendo unas semanas antes de dicha fecha, y que encuentra antecedentes un poco más lejanos. Por casualidad, navegando en Internet, googleando, me topé con un par de blogs que me despertaron las ganas de hacer mi propio blog, como espacio para escribir simplemente de lo que tuviera ganas (uno de esos blogs es Cuando el arte ataque, al que todavía continúo visitando).

Antes de saber bien qué era exactamente un blog, solía cada tanto sentarme a escribir en mi pc sobre diversas impresiones y experiencias personales. Ya desde entonces tenía una cierta perspectiva personal para encarar los hechos de la vida. Cuando emergió la idea de hacer un blog, ya tenía mas o menos en mente hacia donde apuntaría. Así es que cuando tuve que elegir un título para el blog, La Cuarta Herida me parecía perfecto para plasmar el estilo que creo mantener, eso de tratar de pensar sobre lo no pensado o intentar una mirada alternativa a las cosas en general, algo que a veces se nota más y otras veces menos, pero que, creanme, trato siempre de sostener. Hoy si hago una mirada retrospectiva y veo mis anteriores post me pongo contento al ver, por ejemplo, uno de los pocos artículos escritos sobre los Wipers en español o un artículo que aborde el tema de la locura desde Rosenhan, Foucault y Milos Forman.

Es curioso que, cuando hace unos años me sentaba a escribir, las ideas surgían espontáneamente y con bastante fluidez, y luego de abrir el blog, las ideas comenzaron a tardar en aparecer. Tener un blog incluso me hizo sentir “forzado” a escribir. Incluso, a raíz de esto, a veces me tentaba la idea de cerrarlo. Pero de a poco comenzé a pensar en lo que realmente sentía: las ganas de escribir siempre vuelven a aparecer, si tomé la decisión de tener un blog era para escribir sobre lo que yo quisiera y cuando tuviera ganas, de eso se trata realmente, asique no me preocupa si dejo pasar mucho tiempo entre una entrada y otra. Por lo tanto, es difícil que pueda mantener una regularidad en la publicación de entradas, o una misma temática en lo que escribo (aunque siempre puede haber un hilo conductor). Igualmente, en primera y en última instancia escribo para mí, quien escribe por voluntad propia para los demás escribe para sí. Por eso no me preocupa tanto tener pocos visitantes (son pocos pero son buenos ;)), siendo además que yo tampoco he estado promoviendo mi blog como corresponde. Es normal que cada tanto visite varios blogs, pero no vuelva a entrar en ellos, asique los blogs que visito frecuentemente son blogs que verdaderamente me gustan. Aprendo mucho de ellos, tengan un estilo similar al mío o no.

Cumplir un año con este blog no es poca cosa, significa para mí que aunque puedan haber momentos en los que no tenga ganas de escribir nada, o no tenga ideas, este espacio seguirá abierto y a la espera de una próxima entrada. Y como “souvenir” de este primer año, dejo los que según mi opinión han sido mis mejores post:

Kurt

Kubrick

Clásicos no clásicos

Wipers

Uno muy personal

Rotten y Lydon

Dalí

Otro de Kurt

Estar sano en un mundo enfermo

Buñuel + Dalí + Pixies

jueves, 21 de agosto de 2008

Oomph!, auténtica aplanadora alemana


Oomph es una banda que la descose. Todavía me parece extraño que llevara tanto tiempo sin conocerla. Los muchachos vienen haciendo música desde principios de los 90, siendo pioneros en fusionar metal con ritmos electrónicos, impulsando el género industrial, género en el que Alemania es potencia, siendo Rammstein la banda más popular por nuestros lares, pero en su tierra natal Oomph goza de la misma popularidad.

En su repertorio hay verdaderas joyas, y muchos hits con estribillos pegadizos, guitarras pesadas y a veces hasta ritmos bailables, aunque se pueden encontrar sutilezas y canciones verdaderamente sensibles.

Su apuesta estética y visual es muy importante: si bien no es ninguna novedad ver mucho maquillaje, mucho negro, mucho piercing entre los “industriales” o “darks” o “góticos” (términos que para nada son sinónimos, pero a mis fines sirven como tales), ellos han sabido darle muy bien su estilo propio, principalmente a través de la figura del líder de la banda, Dero, cuyo look varía a lo largo de su carrera, y al que acompaña de un kinésica muy seductora. Y los videoclips de la banda reflejan todo esto y más, con videos muchas veces polémicos, cargados de erotismo, y otras veces apostando por historias oscuras, a veces basadas en cuentos o films.

Para el que gusta del rock fuerte, contundente y con buenas ideas, Oomph es una banda que no debe dejar de escuchar. Sus realizaciones no tienen desperdicio, aunque se destaca por ser más accesible su repertorio de esta última década, con canciones de la talla de Augen auf! (incluída en la banda sonora del FIFA 2005), Gott ist ein Popstar, Niemand, The power of love, y tantas otras.

Otro punto a destacar es el buen gusto de estos alemanes a la hora de invitar mujeres para sus canciones: Fieber con Nina Hagen, Brennende Liebe con L'Ame Immortelle, o la poderosísima Träumst Du con Marta Jandová.


Y Oomph sigue a toda marcha, ya por estos días están lanzando Monster, su décimo álbum, del cual ya adelantaron un par de singles. Acá dejo un video de lo nuevo de Oomph, Labyrinth, basado en Alicia en el país de las maravillas, y en el que vemos a Dero maquillado cual Alex de Large de La Naranja Mecánica, una joyita…


Oomph! – Labyrinth




Y esto es algo de lo que vinieron haciendo estos años

Oomph! - Augen auf


Oomph! - Niemand


Oomph! feat. Marta Jandova - Traumst Du

sábado, 9 de agosto de 2008

Jean Piaget

A 112 años de su nacimiento

Internacionalmente conocido y laureado como psicólogo de la infancia, su interés ha sido siempre el explicar al adulto (pero concebido como el estadío terminal de una secuencia de desarrollo que lo explica); su fama como psicólogo ha eclipsado sus contribuciones epistemológicas, aunque la psicología que él desarrolló sólo fuera el paso previo necesario para construir una epistemología; teórico decididamente revolucionario, es un hombre de vida apacible, regular, sin sobresaltos; autor difícil, de pensamiento riguroso, sin concesiones para el lector, es un hombre que se cuida muy poco de los formalismos, un expositor de palabra fácil, cuya fina ironía e infatigable humor quiebran la rigidez de las reuniones académicas. Es, para algunos, un idealista kantiano; para otros, un pensador dialéctico que se sitúa en la continuación directa del materialismo marxista; es, para algunos, el que formula las bases científicas de una pedagogía activa y, para otros, el defensor de un proceso de desarrollo con respecto al cual la escuela no tiene nada que hacer, e incluso es mejor que no haga nada. Demasiado grande para ignorarlo, es más a menudo honrado que comprendido.
[…]
Algunos atributos acompañan regularmente la presencia de Piaget dondequiera que vaya: sus gruesos zapatones de montaña, su viejo portafolios del que no se separa, pues contiene siempre algún manuscrito original, algún capítulo de un nuevo libro y los datos de base para la preparación del trabajo subsiguiente; una boina vasca, una pipa ya muy usada y una colección de objetos y papeles en los bolsillos (entre los que se cuentan, infaliblemente, cajas de fósforos de madera que le sirven tanto para encender la pipa como para hacer alguna demostración). Vite regularmente ropa oscura; sus cabellos blancos, abundantes y largos, enmarcan libremente un rostro inconfundible.
[…]
Piaget cuenta en su haber con más de de 14.000 páginas editadas en libros, sin contar una enorme cantidad de artículos diseminados en revistas. (En total unos 1.500 títulos.)
[…]
“Fundamentalmente, soy un ansioso a quien sólo alivio el trabajo. Es cierto que soy sociable y que me gusta enseñar o participar en reuniones de todo tipo, pero siento una necesidad imperiosa de soledad y de contacto con la naturaleza. Después de haber pasado una mañana completa en compañía de otros, comienzo cada tarde con un paseo durante el cual pongo tranquilamente orden en mis ideas, luego de lo cual regreso a mi mesa de trabajo, en mi casa de las afueras. No bien llegan las vacaciones, me refugio en las montañas de las regiones del Valais y escribo durante semanas en mesas improvisadas y luego de agradables excursiones. Es esta disociación entre mí mismo en tanto ser social y en tanto hombre de la naturaleza (en quien la excitación dionisíaca culmina en actividad intelectual) que me ha permitido superar un fondo permanente de ansiedad, transformándolo en necesidad de trabajar.”
[…]Piaget confiesa que, desde sus años de adolescencia escribía diariamente: “Escribía aunque no fuera más que para mí, porque no podía pensar sin escribir, pero haciéndolo de manera sistemática, como si se tratara de un artículo destinado a la publicación”. Cuando interrumpe el trabajo, por la noche, acostumbra dejar una frase comenzada, pero sin terminar. El sostiene que ése es un buen método para recomenzar el trabajo a la mañana siguiente de la manera más eficaz. En efecto, sólo se trata de terminar esa frase, recuperando así el hilo del discurso…

Ferreiro, E. Los hombres de la historia: Piaget


Una muy buena entrevista a Piaget acá

miércoles, 6 de agosto de 2008

Luego de ver Mulholland Drive

Los seres humanos, a partir de cierta edad, somos capaces de planificar un sin fin de acciones sucesivas para alcanzar nuestros diferentes objetivos. Cuando somos capaces de desarrollar plenamente nuestros razonamientos, de explotar las posibilidades de nuestra conciencia, creemos obrar de manera voluntaria, y en cierta medida lo hacemos realmente. Pretendemos ejercer control sobre las situaciones, a pesar de que en algunas ocasiones esto se vuelva muy difícil. Pero por supuesto que son incontables las veces en que las circunstancias juegan en contra de nuestras suposiciones y pretensiones. En estos casos las alternativas subsiguientes que se le presentan a la persona son diversas, y dependen de un amplio conjunto de factores (por ej: la importancia que reviste el objetivo, la motivación del sujeto, la influencia del contexto, etc.) Un individuo inteligente sabrá como afrontar las complicaciones que se presentan en su camino al logro de su meta, bien puede cambiar sus estrategias buscando las que sean más adecuadas en el momento, bien puede buscar una alternativa en el logro de su objetivo. Otra clase de individuo podría renunciar a esa meta, podría considerar que el objetivo es "postergable" o aún que no fuera lo suficientemente significativo para su persona, incluso podría sentirse presionado directa o indirectamente por aquellas personas que lo rodean, resultando entonces que por obediencia o conformidad su objetivo sea suprimido. Todas estas situaciones hipotéticas son posibilidades que efectivamente se dan en la vida cotidiana, de hecho las experiencias por las que atravesamos hacen que nos situemos a veces en el lugar del individuo inteligente que puede alcanzar su objetivo, y otras veces en el lugar del individuo sometido a la influencia del contexto interpersonal.
Pero hay otros casos (que no necesariamente se tienen que dar en todos los individuos en la vida cotidiana) en que la persona es "ciega" a las adversidades, no puede percibir los impedimentos a la realización del objetivo, no es conciente de que no posee el control de la situación. Si además consideramos en estos casos a personas que no sufren un perturbación mental de ningún tipo, el tema se vuelve más interesante. Tengamos en cuenta además que muchas personas que se encuentran en esta situación deforman la "realidad", los hechos que efectivamente estan vivenciando. Es como alucinar, transitar experiencias en las que los hechos son groseramente modificados en función del deseo de la persona (siento que me estoy volviendo muy impreciso con los términos). Debe ser porque pienso esto que me llaman mucho la atención aquellas personas que ven todo "color de rosas".
Ahora bien, el psicoanálisis, o para ser más específico, Freud, sugirió que en los sueños (y me refiero a los productos oníricos que aparecen en el estado del dormir) es frecuente que se de este proceso de "deformar la realidad" en función de un deseo (y ahora sí que hablamos de todas las personas).

Antes de continuar con este palabrerío, quien esté leyendo seguramente se habrá preguntado: ¿por qué carajo Mr. Pergio escribe sobre esto?. Bueno, lo que sucede es que vi la película Mulholland Drive (El camino de los sueños), y el señor David Lynch ha logrado que mi cabeza no pueda dejar de esbozar interpretaciones de la historia narrada en la película (porque, a pesar de no ser lineal, es un relato). El tema es que el personaje de Betty (a cargo de Naomi Watts), quien en realidad se llama Diane Selwyn, es del último tipo de persona que describí. Se encarga de deformar una "realidad" adversa y de crear toda clase de incoherentes momentos, pero que tienen la función de asegurar, aunque sea un trabajo inconsciente, el hecho de que ella es una gran actriz, que el papel protagónico de la película es suyo y que es amada por la persona a quien desea; esto visto a un nivel más amplio representaría el deseo de triunfar en Hollywood y ser estrella de cine. Si continuamos por esta vía, la interpretación podría concluir básicamente que la mayor parte de la película es el sueño de Betty, reforzado por el hecho de que muchos elementos de las vivencias de Betty, como ser nombres, personas, lugares, son intercambiados por otros y alterados espacial y temporalmente, lo que vendría a emular al trabajo de elaboración onírica descrito por Freud.

Pero claro que esta interpretación no agota todo el contenido de la película, quedan muchos otros aspectos que pueden ser explicados de otra manera, y ese es el juego propuesto por Lynch, el de tratar de buscar sentido y estructurar algo aparentemente absurdo. Pero a mí me quedó resonando ese tema de la persona que no puede afrontar una situación que contradice sus objetivos, y que no controla, siguiendo el particular camino de distorsionar los hechos, vivir en un mundo de ilusiones y fantasías, lo que tarde o temprano terminará ocasionando una terrible frustración en la persona al caer en la cuenta de que en realidad las cosas no son como pretendia que fuesen, y ese es otro cantar (el final de la película no es muy alentador al respecto).

Una de los mejores momentos de la peli es la escena del club "El Silencio": "Silencio... No hay banda, no hay orquesta..."; la música se escucha perfectamente sin nadie que la ejecute, lo que está a tono con la idea de que no hay impedimento para que suceda lo que quiero que suceda. La siguiente escena también puede verse de esa forma, aunque también podría hablar de una visión siniestra que Lynch tiene acerca del mundo del espectáculo, pero eso ya me llevaría a otro puerto. En fin, acá dejo la escena en cuestión, una de mis favoritas de la película.

lunes, 21 de julio de 2008

La teoría del hombre extraordinario

Filoso como la navaja de Buñuel cercenando un ojo, Raskolnikov expone una idea que de seguro resuena en nuestras memorias, que de alguna manera siempre recorrió, a veces explícitamente, las más de las veces implícitamente, la historia del pensamiento humano...

"El hombre extraordinario tiene derecho, no oficialmente, sino por sí mismo, para autorizar a su conciencia a franquear ciertos obstáculos, en el caso de exigirlo así la realidad de su idea, que en ocasiones puede ser útil a todo el género humano [...] A mi manera de ver, si los inventos de Kepler y de Newton, a consecuencia de determinadas circunstancias, no hubieran podido llegar a conocerse más que por el sacrificio de una, diez, cien o un número mayor de vidas que hubiesen constituido un obstáculo para esos descubrientos, Newton habría tenido derecho, más aún, habría estado obligado a "suprimir" a esos diez o a esos cien hombres para que sus descubrimientos llegaran al conocimiento del mundo entero. Esto, por otra parte, no quiere decir que Newton tuviera el derecho de asesinar a cualquier persona por su capricho o a robar como le pareciera. En otro lugar de mi artículo, insisto, lo recuerdo perfectamente, sobre la idea de que todos los legisladores y los conductores de la humanidad, empezando por los más antiguos para continuar con Licurgo, Solón, Mahoma, Napoleón, etcétera, que todos, sin excepción, han sido criminales, ya que al dar leyes nuevas violaron en consecuencia las antiguas, observadas con fidelidad por la sociedad y transmitidas por los antepasados; seguramente tampoco retrocedían ante la efusión de sangre si creían que ésta podía serles útil. Es de notar, también, que casi todos estos bienhechores y estos conductores de la especie humana fueron terriblemente sanguinarios. Por consiguiente, no sólo todos los grandes hombres, sino todos aquellos que se elevan, aunque sea poco, por encima del nivel ordinario, que son capaces de decir algo nuevo, deben ser, en virtud de su propia naturaleza, necesariamente criminales, más o menos, se entiende. De otra manera, les sería difícil salir del montón; en cuanto a quedar confundidos con él, no pueden consentir en ello y a mi entender, su mismo deber se los prohíbe [...] Eso se ha dicho y se ha impreso millares de veces. En cuanto a mi división de las personas en ordinarias y extraordinarias, reconozco que es un poco arbitraria, pero dejo a un lado la cuestión de cifras, que considero de poca importancia. Sólo creo que, en el fondo, mi pensamiento es justo. Viene a decir que la naturaleza divide a los hombres en dos categorías: una inferior, la de los hombres ordinarios, especie de materiales cuya única misión es la de reproducir unos seres semejantes a ellos; y la otra superior, que comprende a los hombres que tienen el don o el talento de hacer oír en su medio una palabra nueva. Las subdivisiones, naturalmente, son innumerables, pero las dos categorías ofrecen rasgos diferentes bastantes marcados. A la primera, pertenecen en general los conservadores, los hombres de orden que viven en la obediencia y la aman. En mi opinión, están incluso obligados a obedecer, porque ése es su destino y porque la obediencia no tiene nada de humillantes para ellos. El segundo grupo se compone exclusivamente de hombres que violan la ley o tienden, según sus medios, a violarla. Sus crímenes son, naturalmente, relativos y de una gravedad variable.la mayoría reclama la destrucción de lo que existe en nombre de lo que debe existir. Pero si por su idea tienen que derramar sangre y pasar por encima de los cadáveres, pueden en conciencia hacer lo uno y lo otro "en interés de esa idea". En este sentido, es como mi artículo les reconocía el derecho al crimen. [...] Por otra parte, no hay razón para inquitarse demasiado, ya que la masa no les concede casi nunca ese derecho, los decapita, los ahorca y de ese modo cumple su misión conservadora hasta ek día, es verdad, en que esa masa erija estatuas a los ajusticiados y los venere. El primer grupo es siempre dueño del presente; el segundo, del futuro. El primero conserva el mundo y multiplica los habitantes, el segundo mueve al mundo y lo conduce al objetivo. Estos y aquéllos tienen absolutamente el mismo derecho a la existencia y... ¡viva la guerra eterna!, hasta la nueva Jerusalén, por supuesto..."
Extraído de Crimen y Castigo (Fiódor Dostoievski)

¿Cuánto de todo esto es cierto y cuánto es delirio? La de Raskolnikov es una mente aturdida,"vivencialmente perturbada", pero detrás de esta concepción está la pluma de Dostoievsky, en su período post prisión y post destierro, y con todo su bagaje experiencial, intelectual, ideológico. Una personalidad sin igual, que siente especial atracción por esta idea de los hombres "extraordinarios" que viven un paso por delante del resto de los humanos. A uno no puede menos que llamarle la atención, sobretodo si consideramos que grandes personalidades de la historia han maniobrado con esta idea.