viernes, 14 de septiembre de 2007

Intruso en una charla de mujeres

Hoy tuve la suerte de compartir un café con un grupo de 4 mujeres de diversas edades. Lo que pensé que iba a ser un café amistoso hablando de nuestras vidas universitarias se transformo en un dialogo de corte dramático-existencial sobre las vivencias de las mujeres en la peluquería (!!!!).
A partir de un simple comentario de una sobre otra ("te cortaste el pelo") se desencadeno toda una serie de declaraciones sobre el mundo de la peluquería.
Mi amiga, la que se había cortado el pelo, comento que se hizo una tintura en una peluquería donde la atendió una "min pelotuda y con pocas ganas de atender a la gente", y si bien no se un carajo sobre tinturas pude descifrar que mi amiga considero que le habían hecho un desastre en la cabeza, y que se había angustiado mucho por lo sucedido. Por supuesto que las demás aportaron sus anécdotas personales en el rubro, una por ejemplo comentaba que al irse de vacaciones su peluquero de cabecera tuvo que recurrir a otra peluquería, en la que se quizo cambiar el look. La cuestión es que ella también considero que le habían faltado el respeto a su estética por lo que también se puso mal, sobretodo porque el novio pareció desaprobar su nueva apariencia. Durante todo el mucho tiempo que duro esta simpática charla, yo ponía cara de estar analizándolo todo, pero en realidad estaba deseando que termine de una vez esa conversación (mi amiga fue la única que tuvo el cortés gesto de pedirme perdón por la situación que estaba presenciando). No obstante, pude extraer algunas conclusiones útiles. Ellas mismas parecían arrojar frases entendidas como "principios femeninos de la estética". Bueno, estas fueron mas o menos las enseñanzas que me dejaron:

  • La peluquería cumple el rol de una institucion social donde las mujeres conviven y representan simbolicamente lo que consideran las cualidades escenciales de la humanidad: el mal aparece representado por alguna peluquera turra o alguna otra mina que asista al lugar y sea físicamente muy atractiva; el bien, la seguridad y la confianza están encarnados por el/la estilista de cabecera, que tiene depositado en sus manos gran parte del bienestar emocional de ellas; la peluquería en su estructura física es el lugar de pertenencia, identificacion y a la vez diferenciacion.
  • Las mujeres tienen casi prohibido cambiarse el look en una peluquería que no sea a la que pertenecen (la que lo hizo fue reprendida por las demás de una manera enérgica). El temor a lo nuevo parece bien fundado en experiencias como esta.
  • Jamas demuestres tu desaprobación a la apariencia de tu novia, amiga, pariente, o cualquier otra mujer de tu afecto, porque entienden tu opinión como una valoración de su propia estética y en ultima instancia de su identidad, y en consecuencia podrían angustiarse.

  • Cuando las mujeres hablan de estos asuntos, y sobretodo cuando se despachan criticando a otras, podes mirar perfectamente el culo de la camarera sin que ellas lo noten y te critiquen al respecto.

Bueno estas fueron tan solo algunas impresiones que me quedaron, disculpen si esta pseudo-antropología tiene tendencia a la generalización, supongo que hay mujeres que no deben ser así...creo...

5 comentarios:

JLO dijo...

ES la realidad sr... las mujeres son toodas asi, bue, por lo menos el 95% de ellas...

Ah, lo digo con fundamento: soy peluquero je...

Abrazo...

Cuando el arte ataque

Prince solo Prince

Boca y Huracán

Comic y cine

Tengo los huevos llenos

Mr. Pergio dijo...

Ah la opinión de un profesional entonces.
Y a pesar de eso escuchas buena música, me sorprende que tu oído permanezca intacto jeje...

JLO dijo...

Te digo un secreto entonces... soy peluquero de hombres y niños... pero a algunas mujeres les corto je...

por eso zafa mi oido... salu2...

Mr. Pergio dijo...

Ahhhhhhhhh
Con razón...

c@rito dijo...

POR SUERTE no somos todas así =)
Hay problemas reales en esta vida como para andar angustiándose por esas huevadas...por Dió'!!!